Hans

Chocolates, Alfajores, Pastelería para llevar
Elaboración artesanal propia
Villa Gesell y Mar de Las Pampas

Nuestra Historia

Fragmentos de nuestra historia, recuerdos y momentos especiales
(en construcción)

Todo Tiene Un Comienzo

Aproximadamente en el año 1945 mi abuelo materno Carlos Pabstleben conoció Villa Gesell y compro un
terreno directamente a Don Carlos Gesell, quien lo condujo con su Jeep hasta el lugar elegido. Poco después construyo allí una casa para vacacionar con su familia durante el verano. Mi abuelo Carlos era medico, y contaba mi abuela (Annie Martha Pennington) que estando de vacaciones en Gesell oficiaba de medico ya que no había un medico residente. Solía atender casos típicos de la playa. Lastimaduras de pescadores con anzuelos, quemaduras de sol, raspones y torceduras. Contaba mi abuela que Carlos Gesell le ofreció a mi abuelo quedarse en Gesell y ser el medico del lugar, propuesta que declinó pero de todas formas continuo atendiendo turistas cada vez que se presentaba la necesidad. Mas datos curiosos de mi abuelo... vivían en Quilmes, y él tuvo el primer auto en esa ciudad, necesario para acudir con rapidez a atender a sus pacientes. Lo llamaban "el dios del bañado" en la ribera de Quilmes porque atendía gratis a la gente humilde y cuando había crecida y el rio desbordaba inundando las zonas bajas, mi abuelo iba a caballo con el agua hasta el pecho del animal, a llevar remedios y atender la salud. Lamentablemente no lo conocí, el falleció joven cuando yo tenia 1 año, producto de una enfermedad contraída con la maquina de rayos x que utilizaba en su consultorio que en esa época se usaba protegiendo el cuerpo con un delantal de plomo. 

La casa se ubica en Avenida 4 nro 1031, entre Paseos 110 y 110 bis. Continúa siendo la original aunque su fachada fue modificada. Conservamos una fotografía desde aquella época. Años mas tarde se construirá junto a esa casa el local conocido como Repostería Hans El Alemán.
También por esta época llegaba al país dejando atrás la guerra un inmigrante alemán llamado Hans Hübert, quien mas adelante seria mi papá.

casa

Avenida 4 entre Paseo 110 y 110 Bis, Villa Gesell.

Unos días más de vacaciones

Eran los años previos a 1970. Mi madre, Ann Pabstleben, artista dedicada a la pintura en oleo sobre tela se dedicaba a su arte y mi padre, Hans Hübert, trabajaba como cocinero en restaurantes alemanes. Las vacaciones eran en Villa Gesell cada verano. Un día Ann le propuso a Hans: Por que no haces unas tortas, las vendemos, y con ese dinero nos quedamos unos días mas de vacaciones en Villa Gesell?
Torta de Chocolate con Dulce de Leche, Tarta de Manzana con Streussel y Tarta de Ricotta eran las tres variedades que ofrecían a los turistas desde la puerta de la casita que tenia un pequeño cartel que decía simplemente "tortas caseras". Pronto los clientes comenzaron a recomendar el lugar como "Andá a lo de Hans" o "trae torta del alemán", y así quedo "El Alemán" y mas adelante "Hans El Alemán" 

Lo que comenzó como una buena idea para prolongar las vacaciones se transformo en la actividad principal familiar. A partir de entonces Ann se dedicaba a la pintura en invierno y a las tortas en verano. Hans siempre a las tortas. La casita quedo chica, alquilaron un local en Avenida 3 y Paseo 112, junto al Hotel Dinos, durante un par de años y luego aproximadamente en 1975 mis padres inauguraron un pequeño local en Avenida 4 Nro 1031, junto a la casa, donde hoy continua funcionando la repostería en temporada de verano. 

Mis recuerdos mas lejanos me remiten a la infancia, despertando de madrugada por el ruido de la batidora, y al rato sentir el aroma a torta horneada mientras los primeros rayos de sol se filtraban por la persiana. Levantarme a desayunar para luego salir a jugar en la arena, a trepar arboles, ir un rato a la playa... 
A los 8 años aproximadamente comencé a ayudar en la cocina, ya estaba acostumbrado de tanto ver cocinar a mi papa, y mi primera tarea fue pelar manzanas. Con el tiempo seguí aprendiendo, interesándome en todos los aspectos de la cocina. Me gustaba cocinar porque tenía que ver con momentos felices de las personas y también porque se puede crear y trabajar al mismo tiempo.

Los 80´s y 90´s

Cada diciembre traia la promesa de un verano completo en Villa Gesell, toda la familia, Hans, Ann, mi hermana Marianne y yo, trabajando haciendo tortas, muchas tortas. Era la época de oro de Villa Gesell. Recuerdo un día en que temprano a la mañana salí a barrer la vereda y vi una fila de personas que formaban desde Av 3 por la 110, hasta Av 4 y daba la vuelta... fui a ver! a donde se dirigía la fila?... terminaba en la churrería El Topo de Av 3 y 110! Tremendo!
En cuanto a nosotros, recuerdo que colocábamos el talonario de 1000 números en la puerta y durante la hora de la siesta las personas pasaban y sacaban un numero, y se terminaban rápido. Luego volvían a las 17 hs a buscar torta. Era tanta la gente y tantos los autos que ocupaban todos los espacios de la cuadra e incluso de la plaza. Los vecinos se quejaban porque no podían estacionar o entrar a sus garages, los turistas se quejaban porque no podían circular debido a tantos autos queriendo estacionar o partir... fueron años increíbles. Puertas adentro, la cocina funcionaba 24 horas todos los días.

Nuevos Caminos
A mediados de los 80 mi hermana Marianne se casa y junto a su marido Fernando Holotiuk inauguran su propio negocio, La Austriaca, una casa de té y restaurant especializado en platos centroeuropeos. Hoy tienen su restaurant y casa de te en Avenida 4 y Paseo 129, y próximamente en Mar de Las Pampas.
Por mi parte seguí trabajando con mis padres en Hans El Alemán, la repostería. En ese tiempo hacia el Strudel a la vista del público. Estirar la masa manualmente sobre un mantel siempre resultaba muy interesante para los clientes.

2001. Aufwiedersehen Hans (Hasta que nos veamos de nuevo, Hans)
Mi viejo Hans falleció a la edad de 75 años por una complicación en su salud causada por su diabetes. Enfermó de diabetes aproximadamente a los 40 años de edad. Por este motivo, de todas las tortas ricas que preparaba jamás podía probar ninguna. 

Un Mundo Nuevo...de Chocolate

Aproximadamente en el año 2006 me quede a vivir definitivamente en Gesell y en 2013 comencé a elaborar chocolates.  Participe en las fiestas eventos locales y de la region. PICURBA en La Plata, Caminos y Sabores en La Rural, ChocoGesell, y otras.
Guardo especial cariño con la Secretaria de Turismo de Villa Gesell a cargo de Emiliano Felice, Secretario de Turismo, y Marcelo Iglesias, Director de Turismo, y a sus colaboradores Adrian, Marisa, Caro, Marina y muchos otros por su excelente trabajo y desempeño y los momentos que compartimos promoviendo las fiestas y
el turismo en Villa Gesell. 
Tuve el honor de acompañarlos a la FIT, Feria Internacional de Turismo y otros eventos.
En 2021 acompañe a la Secretaria de Turismo al Ministerio de Turismo y Deportes de La Nación para recibir el nombramiento de la ChocoGesell como FIESTA NACIONAL (antes provincial)


Siempre buscando mejorar mis productos continúo en el camino del chocolate. Recientemente inauguramos un local en Mar de Las Pampas situado en Gerchunoff 62.



Seguime!

This site was started with Mobirise